Posted on

¿SEM son las únicas actividades de pago?

Al llevar un sitio web, nos damos cuenta de que sin actividades de posicionamiento bien realizadas, a menudo hasta con el mejor contenido, no podemos llegar a un número satisfactorio de audiencia. Por lo tanto, las actividades de SEM se están convirtiendo en un elemento indispensable para ejecutar una página web. Sin embargo, sobre todo al principio, nos frenan los costes de tales actividades. ¿Realmente es así? ¿O tal vez se puede realizar actividades SEM sin costo?

A menudo, las actividades de SEM se presentan como resultado de la ecuación:

SEM = SEO + PPC, SEO (Search Engine Optimization), es decir, posicionamiento deel sitio web y PPC (Pay Per Click) pago por clics en el enlace de la página.

Esta ecuación muestra específicamente que las actividades de SEM no son solo actividades de pago PPC, sino que podemos limitarnos a las actividades de SEO que se basan en la optimización de sitios web. SEM es todo el proceso que podemos llevar a cabo para aumentar el tráfico a nuestro sitio. Podemos hacerlo a través de actividades de SEO, comprando anuncios en el motor de búsqueda de pago o combinando estas dos actividades. Lo que generalmente (pero no siempre) da un resultado óptimo. Es muy importante adaptar las acciones a las necesidades específicas de cada web.

Las actividades de SEM tienen un objetivo, garantizar que los usuarios de Internet que buscan información, productos o servicios específicos después de ingresar una frase determinada en el motor de búsqueda puedan encontrar nuestro sitio web lo antes posible. No importa si el usuario hizo clic en los resultados de búsqueda de pago o no. Estas acciones, aunque con otros métodos, conducirán a un aumento en las visitas en la página, y este es el objetivo general de SEM.

Ventajas de las actividades de SEO

Para posicionar un sitio web en los motores de búsqueda, generalmente nos enfocamos en SEO. Sucede que nos desanimamos con bastante rapidez porque es un proyecto a largo plazo. Los resultados de nuestro trabajo no son visibles de inmediato. Se necesita mucho tiempo y compromiso.

Las actividades de SEO se dividen en: on-site y off-site. Las actividades on-site son todas las actividades relacionadas con la preparación de un sitio web de tal manera que sea visible y comprensible para el rastreador de motores de búsqueda. Debe cuidar la arquitectura del sitio para que su estructura, contenido y frases clave estén correctamente optimizados. Esto le permite obtener los mejores resultados de búsqueda. Las actividades en el sitio se basan en: organizar el contenido en el sitio, mejorar la navegación dentro del sitio, analizar el contenido en términos de palabras clave, seleccionar las palabras para las cuales se posicionará el sitio web. Involucrar contenido y adaptar el sitio a los estándares UX también es extremadamente importante. También debemos recordar sobre la adaptación del sitio web al servicio en dispositivos móviles.

Las actividades de SEO off-site son actividades para fortalecer la fortaleza del sitio web y las listas de palabras clave. Esto se realiza mediante el uso de medidas apropiadas fuera de nuestro sitio. No es más que publicar nuestros enlaces en otros sitios.

Las actividades de SEO deben conducir a la creación de visibilidad de la página en los resultados gratuitos de búsqueda, llamados resultados orgánicos Es natural que cuanto mayor sea la posición de un sitio en el motor de búsqueda, más usuarios decidirán entrar, generando tráfico en el sitio web que se traduce en ganancias del sitio.

¿Cómo medir la efectividad de SEO?

Para no desanimarse realizando las actividades de SEO, vale la pena medir los resultados de forma continua. Es importante definir indicadores clave de rendimiento (KPI) para este propósito. Luego, el análisis se basará principalmente en aquellos factores que son realmente relevantes para nuestras acciones. Los KPI nos permitirán medir la efectividad de las operaciones en línea con los objetivos estratégicos. Relativamente rápido, podremos controlar si nuestras actividades son consistentes con nuestros objetivos. Vale la pena hacerlo para sacar las conclusiones correctas. No inviertas en actividades que no tengan éxito. Dependiendo del propósito de ejecutar el sitio, podemos observar: un aumento en el conocimiento de la audiencia de nuestro sitio, medido por ejemplo, en el aumento del tráfico del sitio web. Además, los KPI pueden indicar: mayor participación, número de rebotes, mayor duración de las visitas o mejores conversiones, es decir, un aumento en el número de consultas, así como un aumento en los pedidos si se trata de una página de ventas.

Ventajas de las actividades PPC

Utilizando las actividades de Pay Per Click, podemos contar en obtener los resultados rápidamente. Los enlaces patrocinados aparecen en la parte superior de los resultados de búsqueda, lo que significa que el usuario promedio hace clic con mayor frecuencia. Definitivamente vale la pena destacar este tipo de solución si no tenemos mucho tiempo para lograr resultados satisfactorios o si llevamos a cabo una campaña de productos a corto plazo (por ejemplo, tenemos noviembre y queremos vender la mayor cantidad de esquís posible).

La gran ventaja de usar PPC es la capacidad de orientar los anuncios

La publicidad bien optimizada brinda la oportunidad de llegar al público objetivo perfecto en cualquier momento. Esto aumenta en gran medida la probabilidad de que el destinatario compre el producto o use el servicio. La orientación hace que el anuncio se muestre a las personas potencialmente más interesadas en una solución dada, porque tiene en cuenta: la edad, el lugar de residencia o los intereses de los clientes potenciales.

Las palabras clave

Por supuesto, la principal desventaja de PPC es su costo. Hay que recordar que las frases más populares pueden costar mucho y, sin embargo, no estamos seguros de que la campaña sea efectiva. Es muy importante elegir las palabras clave correctas, después las cuales el usuario buscará y  verá nuestra página en los resultados. Las palabras deben relacionarse con nuestras actividades. Deben reflejar nuestro perfil. De lo contrario, a pesar de muchos clics, los usuarios abandonarán la web. Usar palabras generales al configurar una campaña no tiene sentido. Es muy probable que el usuario descubra que no ha recibido una respuesta a su consulta y rechazará nuestro sitio. A menudo se recomienda configurar varias campañas, con diferentes palabras clave menos comunes pero que reflejen el contenido de nuestro sitio web. Esto le permitirá evaluar cuáles son las más efectivas. También podemos encontrar herramientas que le permitirán evaluar palabras individuales. Le dirán con qué frecuencia se hace clic en ciertas palabras y si a menudo se termina realizando nuestra oferta.

Vale la pena analizar las palabras clave que queremos usar y elegir aquellas que reflejan lo que queremos presentar al 100%. Las palabras más populares son las más caras, por lo que es bueno enfocarse en aquellas más específicas, pero que reflejan completamente nuestra oferta. Es importante que podamos planificar el presupuesto por adelantado. Si no vamos a estar satisfechos con una campaña, simplemente la detenemos. Luego podemos transferir fondos, por ejemplo, a otra campaña. Se reduce a decir que, de hecho, podemos realizar un análisis de los resultados constantemente, monitoreando su progreso. El costo por clic depende en gran medida de la industria en la que operamos, cuanto más popular sea la industria (por ejemplo, seguros, finanzas), mayor será el costo.

El contenido del anuncio que configuramos también es muy importante. Aunque no son anuncios o gráficos ricos en contenido, pero ya a primera vista el usuario puede determinar su atractivo. Tal anuncio tiene 30-40 caracteres de largo en una línea. Vale la pena colocar palabras clave en el título y formar una oración a partir de ellas para que sean más atractivas. El mensaje debe ser conciso, pero atractivo, llegando al grupo objetivo.

Hay un riesgo más asociado con PPC. A pesar de su correcta y frecuente visualización, los usuarios simplemente pueden no darse cuenta de los anuncios. Los usuarios son cada vez más sensibles a todo tipo de anuncios, por lo que simplemente no confían en ellos y, a menudo, instintivamente desplazan la página hasta que aparecen resultados naturales (orgánicos).

Remarketing – una segunda oportunidad para retener a los clientes

En el contexto de la publicidad de pago, también vale la pena mencionar el remarketing, que se está volviendo cada vez más popular. Está diseñado para poner al cliente en una ruta de compra determinada. Por ejemplo, si estábamos navegando por una página, o incluso aparecían varios productos en nuestro carrito de compras, pero detuvimos la sesión, el remarketing permitirá que el propietario del sitio web llegue a este cliente. Se estima que estas actividades son efectivas porque al usuario le gusta lo que ya conoce. Por lo tanto, si ve un anuncio que aparece en un portal que ya ha visitado, es probable que haga clic y use sus recursos. El remarketing generalmente se trata como un complemento de las actividades publicitarias anteriores. Realmente tiene que alentar al usuario a realizar cierta acción.

Análisis de las actividades como clave del éxito

Como ya hemos señalado, las actividades de PPC no dan certeza de que un determinado  anuncio sea efectivo. Ciertamente no podemos suponer que dadas actividades (comprar un anuncio) nos traerán ganancias. Puede resultar que los fondos que gastamos superarán las ganancias. ¿Qué hacer en esta situación? El método más simple es hacer tests de tales actividades. Asigne un determinado presupuesto a la campaña y luego verifique su eficacia. En el caso del modelo PPC, determinar el gasto de la campaña es relativamente simple. Pagamos por clic en el anuncio. Suponiendo un presupuesto en un determinado período, podemos verificar fácilmente en qué gastos se incurrió y cómo se traduce en ventas.

También vale la pena definir el grupo objetivo. Si nos resulta difícil determinar inicialmente qué cliente es realmente nuestro objetivo, podemos dirigir el anuncio a un público más amplio, eligiendo, por ejemplo, la categoría de género o el lugar de residencia. Sin embargo, si dirigimos nuestros productos a un grupo reducido (por ejemplo, personas interesadas en la pesca), nuestro anuncio puede llegar a menos personas, pero es más probable que estén interesados en nuestro producto.

¿Existe SEM sin PPC?

Dado que SEM es la suma de dos actividades separadas, SEO y PPC, por supuesto, existe SEM sin PPC. ¿Pero será suficiente solo el SEO para nuestro sitio? ¿Depende de cuán diligentemente se llevarán a cabo las actividades y cuánto tiempo tenemos para la promoción? ¿Llevaremos a cabo las actividades internas, o tal vez contrataremos a un especialista? El grupo objetivo e incluso el producto que queremos promocionar también es importante. Debemos considerar y analizar todos los aspectos. Por ejemplo, debemos evaluar si las actividades de PPC son necesarias en nuestro caso. También debemos recordar que a menudo pagar solo por la publicidad no nos traerá beneficios siempre que no nos ocupemos de las actividades de SEO, porque, a pesar de que el usuario hace clic en un enlace patrocinado, puede abandonar rápidamente la página cuando no encuentré nada que le resulte interesante en ella. El sitio debe estar bien optimizado para que el usuario quiera permanecer en él. Hágale saber que recibe valor agregado.

Recordemos que las actividades de SEO traen resultados que persistirán. El efecto de la publicidad PPC termina cuando dejemos de invertir en ella. Todo tipo de actividades de SEO, como cuidar la buena estructura del sitio web o el contenido valioso, serán visibles todo el tiempo. Además, se pueden mejorar constantemente.

Para muchos, la superioridad de PPC se manifiesta en la velocidad de los efectos que logramos. En el caso de SEO, las actividades deben llevarse a cabo a largo plazo. Sin embargo, esto no significa que al final siempre será mejor ejecutar solo campañas PPC, sin SEO. Por lo tanto, concentrémonos en el análisis continuo de actividades para que podamos adaptar soluciones a nuestro sitio y con un esfuerzo y costos óptimos para obtener los máximos resultados.